Información

Las células rojas de la sangre

Las células rojas de la sangre


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

¿Cómo podemos clasificar los glóbulos rojos cuando carecen de núcleo? Desde mi punto de vista, me resulta difícil ser clasificado, ya que tenemos todas las células con núcleo, incluso las células procariotas que no tienen membrana de núcleo pero tienen un material de núcleo que es ADN. Quizás si lo clasificamos como un tipo de célula que carece de núcleo y otras son células con núcleo


Al igual que con muchos tipos de células sanguíneas, la citometría de flujo puede realizar subconjuntos de tipos de células en una población heterogénea. Este es realmente un buen artículo porque explora las diferencias entre eritroide células de linaje y otros tipos de células. Con base en su inmunofenotipificación en diferentes etapas de diferenciación eritroide, puede ver que las células comienzan a perder marcadores discernibles a medida que se acercan a perder el núcleo.

También para su referencia, un cuadro sobre la diferenciación de células sanguíneas.

Para llevar a casa: los clasificaría como células eritroides, eritrocitos sobre la base de CD235 +, CD71-, CD45-, CD117- por citometría de flujo. Es posible que el CD235 no esté presente en sangre que no sea de primates (ref).

Los números de CD se denominan grupos de diferenciación o, como lo ha descrito, ¿cómo podemos saber ¿Qué es una celda si no se distingue de una bolsa mixta? Estos marcadores se utilizan de forma rutinaria en inmunología para la clasificación celular, aunque, como se comentó, los glóbulos rojos son fáciles de detectar. Mi único pensamiento es que puede confundir un reticulocito con un glóbulo rojo por microscopía óptica convencional sin la tinción adecuada, por lo que vale la pena tener cuidado si es nuevo en la visualización de estas células en un microscopio.

Sin embargo, no necesitamos crear una clasificación de celda completamente nueva. Piense en los glóbulos rojos como células sanguíneas diferenciadas en forma terminal.


Las funciones de los glóbulos rojos


Los glóbulos rojos, también conocidos como glóbulos rojos, tienen varias funciones importantes que desempeñar en nuestros cuerpos. La función principal de los glóbulos rojos es transportar oxígeno desde los pulmones a los tejidos alrededor de su cuerpo. Como función secundaria, también son un actor clave para llevar el dióxido de carbono residual de los tejidos a los pulmones, donde se puede exhalar. Cuando los glóbulos rojos dejan de funcionar correctamente, puede estar seguro de que muchas cosas van a salir mal en su cuerpo.

Para comprender correctamente la función de un glóbulo rojo, debe comprender algo sobre la estructura. Un glóbulo rojo típico tiene aproximadamente 6-8 micrómetros de diámetro, aproximadamente lo mismo que el ancho de una hebra de telaraña. Un glóbulo rojo tiene forma bicóncava. Piense en ello como una rosquilla en miniatura, solo el agujero en el centro no asoma por completo. Esta pequeña forma y estructura física permite que los glóbulos rojos se aplasten en los pequeños capilares donde los vasos sanguíneos son los más pequeños. Sin esta capacidad de flexión, se atascarían fácilmente y causarían obstrucciones en su circulación.

El oxígeno transportado en los glóbulos rojos se almacena en una proteína especial conocida como hemoglobina. Hay varios tipos diferentes de hemoglobina y la estructura exacta de esta importante proteína es bastante complicada, por lo que esta explicación será una simplificación excesiva. Una sola molécula de hemoglobina está formada por cuatro subunidades idénticas. Cada subunidad tiene un componente hemo, una cadena de aglobina y un átomo de hierro unido a la sección del hemo. Los glóbulos rojos faltan por completo en la mayoría de las otras partes celulares comunes, como un núcleo con ADN o mitocondrias.

El oxígeno puede unirse a cada uno de los átomos de hierro, lo que significa que una sola molécula de hemoglobina puede transportar hasta cuatro moléculas de oxígeno a su máxima capacidad. Curiosamente, la estructura de la hemoglobina hace que cuanto más oxígeno esté unido a una de las subunidades, más moléculas de oxígeno serán atraídas por los átomos de hierro restantes. Nuevamente, los detalles de este efecto involucran una gran cantidad de química compleja, pero este efecto es importante para el correcto funcionamiento de un glóbulo rojo en el transporte de oxígeno.

La capacidad del oxígeno para unirse a la hemoglobina se ve afectada por muchos factores. La acidez de la sangre (pH) es un factor principal, al igual que la temperatura. La sangre fetal tiene una capacidad diferente para unirse al oxígeno (retiene el oxígeno con más fuerza). Otros productos químicos como el sulfuro de hidrógeno, el monóxido de carbono, el sulfuro de hidrógeno y el 2,3bisfosfoglicerato (hay & # 8217s una boca llena, ¿eh?) También afectan la capacidad de la hemoglobina para transportar oxígeno.

Los factores de unión, como el pH y la temperatura, son vitales para la función de la hemoglobina. Los glóbulos rojos necesitan agarrarse al oxígeno de los pulmones y soltarlo en los tejidos. Los cambios sutiles en el pH y la temperatura de la sangre (junto con algunos otros efectos) permiten que las moléculas de hemoglobina atrapen y liberen oxígeno en los momentos adecuados.

La hemoglobina ocupa una gran cantidad de espacio en un glóbulo rojo. Más del 90% del contenido de un glóbulo rojo que no es agua es hemoglobina. Incluso teniendo en cuenta el agua, más de un tercio de la masa de un glóbulo rojo es hemoglobina.

La segunda función importante, tan importante como transportar oxígeno, aunque menos conocida, es la capacidad de los glóbulos rojos para transportar dióxido de carbono. El CO2 es un producto de desecho del metabolismo en cada célula de su cuerpo. Necesita alguna forma de deshacerse de él todo el tiempo, o morirá bastante rápido. Los glóbulos rojos sirven como vehículo para eliminar estos desechos de su cuerpo.

El proceso por el cual los glóbulos rojos transportan dióxido de carbono es diferente al transporte de oxígeno. Los glóbulos rojos contienen una enzima llamada anhidrasa carbónica. A medida que el CO2 ingresa a los glóbulos rojos, esta enzima, con la ayuda de un poco de agua, lo convierte en otro químico llamado bicarbonato. El bicarbonato se usa para controlar el pH en la sangre y luego se excreta a través de los pulmones o los riñones. Algo de CO2 se disuelve directamente en la sangre y una pequeña cantidad se transporta en las moléculas de hemoglobina, pero la gran mayoría se convierte en bicarbonato.

Debido a que los glóbulos rojos son tan importantes para su cuerpo, cuando no funcionan correctamente, a menudo provocan enfermedades. Aunque hay literalmente docenas de enfermedades relacionadas con la sangre, mencionaré algunas de las más comunes (o al menos interesantes).

La anemia de células falciformes es un trastorno común de los glóbulos rojos. Es una enfermedad genética que se encuentra principalmente en personas de ascendencia africana. La enfermedad implica una sola mutación del ADN que hace que la pared celular de los glóbulos rojos no se forme correctamente. Los glóbulos rojos se deforman. En lugar de redondos y bicóncavos, se vuelven largos y delgados. Debido a esto, los glóbulos rojos no transportan oxígeno de manera tan eficiente y pueden atascarse en pequeños capilares, causando un dolor tremendo. Curiosamente, la presencia de estos glóbulos rojos deformados no es del todo malo. Las personas con este defecto genético son más resistentes a las infecciones por paludismo, que dependen de glóbulos rojos de forma normal para infectar a una persona.

La intoxicación por monóxido de carbono es otro problema interesante relacionado con los glóbulos rojos. El monóxido de carbono (CO) es estructuralmente muy similar al oxígeno, que normalmente se encuentra como un par de átomos. La hemoglobina no distingue muy bien entre CO y O2. De hecho, la hemoglobina atrae cientos de veces más al monóxido de carbono que al oxígeno. Este es un gran problema si inhala demasiado CO. El CO se apodera de los sitios de unión del hierro en la hemoglobina y no deja espacio para que el oxígeno se transporte. En esencia, terminas asfixiándote porque el oxígeno que respiras no puede transportarse a los tejidos de tu cuerpo.

Como puede ver, los glóbulos rojos pueden ser bastante complejos. Hay muchas cuestiones aquí que he cubierto con muy poco detalle. Para obtener más información sobre cómo funcionan los glóbulos rojos, ¡siempre puede postularse para la escuela de medicina y convertirse en hematólogo!


Las células rojas de la sangre

Los glóbulos rojos o eritrocitos son uno de los componentes de la sangre. (Los otros son plasma, plaquetas y glóbulos blancos). Se producen continuamente en nuestra médula ósea. Solo dos o tres gotas de sangre pueden contener alrededor de mil millones de glóbulos rojos; de hecho, eso es lo que le da a nuestra sangre ese color rojo distintivo.

¿Cuál es la función de los glóbulos rojos?

Los glóbulos rojos transportan oxígeno desde nuestros pulmones al resto de nuestro cuerpo. Luego hacen el viaje de regreso, llevando el dióxido de carbono de regreso a nuestros pulmones para exhalarlo.

¿Qué significa un recuento bajo de glóbulos rojos?

Un recuento bajo de glóbulos rojos, conocido como anemia, puede causar fatiga, dificultad para respirar, mareos y otros síntomas. Si no se trata, la anemia puede provocar complicaciones graves. En muchos casos, la anemia se produce cuando no comemos una dieta rica en nutrientes, la elección de alimentos ricos en hierro y otras vitaminas y minerales puede ayudar a aumentar el recuento de glóbulos rojos. Obtenga información sobre el hierro hemo y qué alimentos se consideran ricos en hierro.

La anemia también puede ser causada por el embarazo y ciertas afecciones médicas, como trastornos hemorrágicos y enfermedad renal. Hable con su médico para determinar el mejor curso de tratamiento.

¿Cómo se utilizan los glóbulos rojos en medicina?

Los glóbulos rojos son el componente sanguíneo que se transfunde con mayor frecuencia. Los pacientes que se benefician más de recibir glóbulos rojos incluyen aquellos con anemia crónica como resultado de insuficiencia renal o hemorragia gastrointestinal, y aquellos con pérdida aguda de sangre como resultado de un traumatismo. También se pueden usar para tratar trastornos sanguíneos como la anemia de células falciformes.

¿Cómo se recolectan los glóbulos rojos?

Los glóbulos rojos se preparan a partir de sangre completa extrayendo el plasma (la porción líquida de la sangre). A veces, esto se hace después de que una persona dona medio litro de sangre completa, lo que da como resultado múltiples componentes (glóbulos rojos, plasma y plaquetas) que se pueden administrar a diferentes pacientes. Obtenga más información sobre los diferentes componentes que se pueden obtener de una donación de sangre completa.

Otras veces, se realiza durante la propia donación, mediante un proceso llamado aféresis. En este caso, solo se retienen los glóbulos rojos y se les devuelve el plasma y las plaquetas del paciente. Algunos donantes dicen que esto los deja sintiéndose más hidratados que dando una donación de sangre completa.

Los glóbulos rojos tienen una vida útil de hasta 42 días, según el tipo de anticoagulante utilizado cuando se almacenan. También se pueden tratar y congelar durante 10 años o más.

Por qué las donaciones son tan importantes

Estudios recientes muestran que es necesario realizar transfusiones de sangre cada 2 segundos, todas las cuales deben obtenerse de donantes voluntarios. Una forma poderosa de ayudar es donando lo que la Cruz Roja llama "Power Red". Al donar Power Red, duplica su impacto al contribuir con dos unidades de glóbulos rojos en una sola donación.


3. Las plaquetas inactivadas son estructuras irregulares en forma de disco. Las plaquetas activadas son redondas con proyecciones.

Como glóbulos rojos, plaquetas derivan de las células madre mieloides. Algunas de estas células madre se convierten en megacarioblastos, que dan lugar a células llamadas megacariocitos en la médula ósea. Una vez que un megacariocito ha madurado, partes de su citoplasma se rompen en fragmentos celulares llamados plaquetas. Un solo megacariocito puede producir entre 1000 y 3000 plaquetas. Debido a que no son células, las plaquetas no tienen su propio núcleo. Sin embargo, contienen numerosos gránulos (o vesículas).

La hormona trombopoyetina, producida por el hígado y los riñones, regula la producción de megacariocitos y plaquetas.

Las plaquetas tienen diferentes apariencias en sus estados inactivo y activado. Cuando inactivado, las plaquetas son discos de forma irregular. Activado las plaquetas son esféricas, con protuberancias que les permiten adherirse al tejido de la herida y a otras plaquetas para formar un tapón en el sitio de un desgarro de los vasos sanguíneos. Las plaquetas activadas también liberan sustancias químicas de sus gránulos para iniciar la coagulación.

La vida útil de una plaqueta es de unos 10 días. Al igual que los glóbulos rojos, las plaquetas viejas se fagocitan. Las plaquetas de reserva se almacenan en el bazo.


Células de sangre

La sangre es un tejido conectivo que fluye a través del cuerpo de muchos animales, transportando gases, nutrientes, productos de desecho y hormonas por todo el cuerpo. También es importante para una serie de otras funciones, como regular el líquido que rodea a las células, reducir la pérdida de líquido después de una lesión, regular la temperatura corporal y las defensas inmunitarias.

En relación con el agua, la sangre es un líquido viscoso debido a la cantidad de proteínas, glóbulos rojos y otros compuestos que contiene. Debe su color rojo vibrante a la hemoglobina, una proteína que se encuentra en los glóbulos rojos que se une al oxígeno y aumenta la eficiencia del transporte de oxígeno por el cuerpo.

El contenido de la sangre se puede separar en dos grupos, uno de los cuales se denomina & # 8220 elementos formados & # 8221, que tiene un 99,9% de glóbulos rojos, pero también incluye glóbulos blancos y plaquetas (componentes importantes del sistema inmunológico y la coagulación de la sangre). . La otra mitad de la sangre se conoce como plasma y contiene alrededor del 92% de agua, proteínas plasmáticas y otros solutos como electrolitos y desechos orgánicos.

Las células rojas de la sangre

Los glóbulos rojos (RBC) son responsables del transporte de oxígeno por el cuerpo y su importancia está probada por el hecho de que representan casi la mitad del volumen total de sangre. Están llenos de hemoglobina, que constituye aproximadamente el 95% de las proteínas que se encuentran en los glóbulos rojos.

Estructuralmente, los glóbulos rojos tienen la forma de una rosquilla sin el orificio. Esta forma crea una gran superficie que ayuda a aumentar la eficiencia del intercambio de oxígeno entre la sangre y las células de los tejidos. Su forma también les facilita viajar a través de capilares delgados, ya que pueden doblarse más y apilarse.

Otra característica importante de los glóbulos rojos en los mamíferos es que no tienen núcleo ni orgánulos, una de las únicas células animales o vegetales que carecen de tales características. Existe un cierto nivel de variación entre las especies de mamíferos, pero generalmente el núcleo y los orgánulos están ausentes en los glóbulos rojos.

Hemoglobina

La hemoglobina es una de las proteínas más importantes y comunes del cuerpo. Es una proteína globular & # 8211 con forma de globo & # 8211 y está formada por cuatro proteínas subunitarias, cada una con un grupo hemo en el medio. El grupo hemo es una molécula en el centro de la proteína y tiene un ion de hierro, Fe 2+ , en su centro. El grupo hemo puede unirse de forma reversible al oxígeno, por lo que la hemoglobina es tan útil para transportar oxígeno por el cuerpo.

El Fe 2+ ión atrae oxígeno, pero la proteína que rodea al Fe 2+ El ion evita que el oxígeno se adhiera y se convierta en FeO u óxido. Los cambios en la forma de la proteína afectan la fuerza o la holgura de la unión del oxígeno al hemo, dependiendo de la cercanía del O2 llega al hierro dentro de la molécula de hemo.

Células blancas de la sangre

Los glóbulos blancos o leucocitos muestran una variación mucho mayor que los glóbulos rojos y realizan una amplia gama de funciones, la mayoría de las veces, que ayudan a estimular el sistema inmunológico. Se diferencian significativamente de los glóbulos rojos en que tienen núcleos y otros orgánulos y no tienen hemoglobina.

Hay varios tipos diferentes de glóbulos blancos, como neutrófilos, basófilos, eosinófilos y linfocitos. Cada tipo diferente de glóbulo blanco realiza un conjunto diferente de funciones. Las células de neutrófilos son las más comunes y constituyen hasta el 70% de los glóbulos blancos. Son un componente importante del sistema inflamatorio y son las células responsables de la formación de pus. Las células basófilas liberan compuestos, como la histamina, que ayudan al proceso de reparación del tejido dañado.

Los eosinófilos son un tipo de célula conocida como fagocitos, lo que básicamente significa que engullen sustancias, a menudo extrañas al cuerpo, como las bacterias, pero también descomponen los componentes de los compuestos corporales, como las células muertas. Cada eosinófilo tiene anticuerpos particulares, compuestos en el exterior de las células que atraen a la célula a compuestos específicos, que pueden encontrarse en las células de las bacterias o en los componentes descompuestos del tejido dañado. Las células de macrófagos son grandes fagocitos generalistas.

Los linfocitos son células de defensa muy específicas y son cruciales para el sistema inmunológico adaptativo de los mamíferos y animales superiores. Las células de linfocitos incluyen células T, células B y células asesinas naturales.

Plasma sanguíneo

El plasma sanguíneo contiene una serie de compuestos importantes como proteínas, agua y electrolitos. Las proteínas plasmáticas más comunes son las albúminas que se encargan de mantener la presión osmótica de la sangre. Sin las albúminas, la sangre se parecería más a la consistencia del agua. El aumento del grosor de la sangre reduce la cantidad de líquido que ingresa al torrente sanguíneo desde el exterior de los capilares.

Las globulinas son la segunda proteína más común en el plasma sanguíneo. Estos incluyen las inmunoglobinas que son una parte importante del sistema inmunológico y también son importantes para transportar hormonas y otros compuestos por el cuerpo. El fibrinógeno constituye la mayoría de las proteínas restantes en la sangre y es el compuesto responsable de la coagulación de la sangre para ayudar a prevenir la pérdida de sangre.

Transporte de sangre

La sangre se transporta por todo el cuerpo a través de arterias, capilares y venas. Las arterias transportan la sangre desde el corazón y las venas la transportan de regreso. Los capilares son vasos sanguíneos muy finos que transportan sangre a través de los diferentes tejidos del cuerpo. Los gradientes de presión y osmóticos entre los capilares y el líquido fuera de los capilares permiten la transferencia de sangre entre los dos.

Cuando se bombea sangre desde el corazón, la presión dentro de los capilares es mucho mayor que la presión externa y la sangre sale de los capilares para reducir la presión. A medida que la sangre se mueve por el cuerpo, la presión se reduce gradualmente debido al movimiento de sangre que sale de los capilares. La presión osmótica fuerza al fluido hacia los capilares una vez que se reduce la presión dentro de los capilares.

Nuevas células sanguíneas

La hematopoyesis es la formación de nuevas células sanguíneas. Comienza con células madre, conocidas como hemocitoblastos, que tienen el potencial de formar cualquier tipo de célula sanguínea. El proceso ocurre principalmente en la médula ósea, pero puede ocurrir alguna diferenciación final en la sangre y los tejidos.

Cada célula madre pasa por una serie de fases, y cada fase produce una célula precursora diferente a la fase anterior. La ruta que puede tomar cualquier célula depende de los compuestos presentes, como las hormonas, que influyen en cómo se diferenciará una célula. Al final del proceso se forma una célula roja, blanca o trombocitaria completamente diferenciada.

Curso GRATUITO de 6 semanas

Ingrese sus datos para obtener acceso a nuestro curso por correo electrónico de introducción a la biología GRATUITO de 6 semanas.

Aprenda sobre animales, plantas, evolución, el árbol de la vida, ecología, células, genética, campos de la biología y más.

¡Éxito! Se ha enviado un correo electrónico de confirmación a la dirección de correo electrónico que acaba de proporcionar. Revise sus correos electrónicos y asegúrese de hacer clic en el enlace para comenzar con nuestro curso de 6 semanas.

Biología básica: una introducción

También disponible en Amazon, Book Depository y todas las otras buenas librerías.


Utilización de los recursos del banco de sangre / reacciones y complicaciones de las transfusiones

Abdul-Kader Souid MD, PhD,. Boura & # x27a Bou Aram MD, en Medicina de Urgencias Pediátricas, 2008

Transfusión de glóbulos rojos empaquetados (concentrado de glóbulos rojos)

Las transfusiones de glóbulos rojos empaquetados (PRBC) se utilizan para mejorar la capacidad de transporte de oxígeno en la sangre y restaurar el volumen sanguíneo. Las unidades se preparan a partir de sangre completa eliminando la mayor parte del plasma (produciendo un valor medio de hematocrito del 70%). Este procedimiento reduce el volumen de transfusión y la carga de isoaglutininas. Cada unidad generalmente contiene aproximadamente 200 ml de glóbulos rojos, 70 ml de plasma y 100 ml de solución nutritiva aditiva (por ejemplo, citrato [como anticoagulante], fosfato, dextrosa y ATP). La toxicidad clínica por citrato (hipocalcemia por quelación del calcio) es rara, ocurre solo con transfusiones masivas (p. Ej., Exanguinotransfusión) y responde a los suplementos de calcio. El almacenamiento prolongado produce una fuga de potasio al plasma, que suele ser clínicamente insignificante. La sangre se debe infundir a través de un filtro (170 a 260 μm) para eliminar los residuos causados ​​por el almacenamiento. 1, 2

Por lo general, se administra una transfusión si los síntomas de anemia o pérdida de sangre son graves y una mayor demora podría resultar en una discapacidad significativa o la muerte. Las indicaciones seleccionadas para la transfusión incluyen hemorragia aguda, quimioterapia de dosis alta, prematuridad severa, anemia de células falciformes (p. Ej., Secuestro esplénico, síndrome torácico agudo severo), talasemia mayor, anemia aplásica, aplasia pura de glóbulos rojos y anemia hemolítica autoinmune severa (usando el unidad más compatible). 2 La transfusión de 10 a 15 ml / kg de glóbulos rojos en un niño aumenta la concentración de hemoglobina en 2 a 3 g / dl y el hematocrito en un 6% a 9% (cuadro 132-2). 1, 5 La transfusión generalmente se administra a 15 ml / kg durante 2 a 4 horas. Puede ser necesaria una transfusión más rápida para reemplazar la pérdida aguda de sangre. Si la intención es transfundir pequeñas cantidades (por ejemplo, en bebés), una unidad se puede dividir en varias alícuotas.

PRBC reducidos en leucocitos se preparan pasando la unidad a través de un filtro que elimina del 85% al ​​90% de los glóbulos blancos. El procedimiento se realiza con frecuencia en el momento de la extracción de sangre. Este tipo de producto produce menos reacciones febriles no hemolíticas, que están mediadas por anticuerpos contra los antígenos de glóbulos blancos del donante, así como por citocinas producidas durante el almacenamiento de componentes. Este producto también produce menos aloinmunización y transmisión viral (por ejemplo, citomegalovirus). Está indicado para pacientes que necesitan una transfusión crónica (p. Ej., Niños en quimioterapia o con hemoglobinopatía) o que tienen exposición previa a antígenos sanguíneos (p. Ej., Mujeres multíparas). 1

PRBC irradiados se preparan exponiendo la unidad a 2500 cGy de radiación. Este tratamiento inactiva las células T del donante, lo que reduce el riesgo de una reacción de injerto contra huésped en el receptor. Este tipo de producto se recomienda para pacientes inmunodeprimidos (por ejemplo, niños en quimioterapia). 1

PRBC lavados se preparan lavando los glóbulos rojos con NaCl al 0,9%, que elimina la mayor parte del plasma. Este tipo de producto se usa para pacientes que tienen reacciones alérgicas graves (por ejemplo, tos, sibilancias, labios hinchados y urticaria) a la transfusión a pesar de la administración de antihistamínicos. Los anticuerpos de inmunoglobulina E contra las proteínas plasmáticas del donante median esta reacción adversa. Este producto también se usa para pacientes con deficiencia de inmunoglobulina A (IgA) que han desarrollado anticuerpos IgA. 2


Funciones y enfermedades de los glóbulos rojos y blancos.

Los glóbulos rojos y blancos tienen dos funciones principales: el transporte de oxígeno y la defensa contra el ataque microbiano. El hemograma completo es uno de los análisis de sangre de rutina más solicitados; proporciona índices clave como la hemoglobina y el número de subconjuntos de glóbulos blancos, y proporciona información para ayudar al diagnóstico de una variedad de afecciones, que incluyen anemia, infección, leucemia, mieloma y linfoma.

Citación: Blann A (2014) Análisis de sangre de rutina 4: funciones y enfermedades de los glóbulos rojos y blancos. Tiempos de enfermería 110: 8, 16-18.

Autor: Andrew Blann es consultor en City Hospital, Birmingham y profesor titular de medicina en la Universidad de Birmingham.

  • Este artículo ha sido revisado por pares a doble ciego
  • Desplácese hacia abajo para leer el artículo o descargue un PDF para imprimir que incluya tablas y figuras para ver otros artículos de esta serie.

Introducción

Los glóbulos rojos y blancos tienen dos funciones principales: el transporte de oxígeno y la defensa del ataque microbiano, respectivamente. Juntos, los glóbulos rojos (eritrocitos) y los glóbulos blancos (leucocitos) forman parte del hemograma completo (FBC), una de las pruebas hematológicas más solicitadas.

Las células rojas de la sangre

Se utilizan varios análisis de sangre de glóbulos rojos en el diagnóstico, el tratamiento y el control de la anemia, la policitemia y la eritrocitosis. Estos son:

  • Recuento de glóbulos rojos (RBC): la hemoglobina es una proteína que se encuentra en los glóbulos rojos y que transporta oxígeno a los tejidos para la respiración celular. El recuento de glóbulos rojos revela cuántos glóbulos rojos contiene la sangre; esto puede variar entre los sexos. Los niveles más bajos están presentes en las mujeres que menstrúan en las mujeres posmenopáusicas, los niveles aún son más bajos que en los hombres de la misma edad, que producen testosterona, que estimula la producción de glóbulos rojos. Consulte la Tabla 1 para conocer los valores de referencia.
  • Hematocrito (Hct): este índice muestra la proporción de la sangre compuesta por glóbulos rojos. Se expresa como porcentaje (por ejemplo, 43%) o decimal (por ejemplo, 0,43).
  • Volumen celular medio (MCV): este es el tamaño promedio de los glóbulos rojos y, en muchos casos, es importante para definir la causa de muchos tipos de anemia.

Anemia

Los pacientes que tienen dificultades para cumplir con las exigencias fisiológicas y de estilo de vida básicas debido a la fatiga pueden tener anemia (glóbulos rojos o hemoglobina insuficientes) (cuadro 1). Los signos más graves de la afección incluyen ictericia, hepatomegalia, angina e insuficiencia cardíaca, aunque pueden deberse a otras afecciones.

Recuadro 1. Signos y síntomas de anemia

  • Palidez (especialmente de la conjuntiva)
  • Taquicardia (frecuencia del pulso superior a 100 latidos por minuto)
  • Glositis (lengua hinchada y dolorosa)
  • Coiloniquia (uñas de cuchara)
  • Disminución de la capacidad de trabajo y / o ejercicio.
  • Fatiga, letargo, "Cansado todo el tiempo"
  • Debilidad, mareos, palpitaciones
  • Dificultad para respirar (especialmente al hacer ejercicio)

La anemia puede clasificarse de varias formas, las más comunes se describen en el recuadro 2. Los glóbulos rojos se producen en la médula ósea, por lo que la infiltración de la médula ósea por cáncer u otras células conducirá inevitablemente a un número reducido y, por lo tanto, a anemia. Una dieta deficiente, baja en hierro, vitamina B12 o folato, provocará anemia, ya que son esenciales para la producción de glóbulos rojos.

Recuadro 2. Clasificación de la anemia

Producción deprimida de glóbulos rojos de la médula ósea

  • Por cáncer infiltrante
  • Debido a medicamentos, como la quimioterapia que se usa para tratar el cáncer Deficiencia de la dieta

Hemoglobinopatía

Los problemas con los órganos también pueden contribuir a la anemia:

  • Hígado: este órgano almacena hierro y vitaminas, por lo que la enfermedad hepática puede provocar anemia (Blann, 2014)
  • Riñones: los riñones producen eritropoyetina para estimular la médula ósea a producir glóbulos rojos, por lo que la anemia puede estar presente en la insuficiencia renal crónica (Blann, 2014b)
  • Intestinos: las enfermedades intestinales en las que el hierro y las vitaminas no pueden atravesar la pared intestinal (malabsorción) pueden provocar anemia; estas incluyen atrofia gástrica, enfermedades inflamatorias del intestino como la enfermedad de Crohn o cirugía de diverticulitis por cáncer gástrico o cualquier cáncer que requiera la escisión de un intestino. sección del intestino también puede provocar anemia.

La anemia hemolítica es el estallido, la destrucción o la ruptura inadecuada de los glóbulos rojos: las causas incluyen fiebre alta e infecciones como la malaria (Blann y Ahmed, 2014). La afección también puede ocurrir cuando los anticuerpos se unen erróneamente a los glóbulos rojos, lo que se conoce como anemia hemolítica autoinmune.

Los glóbulos rojos se pueden perder por un sangrado agudo o crónico, como períodos menstruales abundantes. Una hemorragia interna oculta o prolongada puede provocar una pérdida crónica de sangre y, por tanto, anemia.

Las hemoglobinopatías congénitas más comunes son la anemia de células falciformes y la talasemia, estas afecciones genéticas se caracterizan por cambios en la hemoglobina que reducen su capacidad para transportar oxígeno.

El MCV se puede utilizar para clasificar la anemia. Si las células son más grandes de lo normal (macrocitos), la hemoglobina es baja y el paciente está sintomático, hay anemia macrocítica, por ejemplo en la deficiencia de vitamina B12.

Algunas hemoglobinopatías y estados deficientes de hierro hacen que las células sean pequeñas (microcitos), lo que conduce a una anemia microcítica.

La anemia normocítica se asocia con células de tamaño normal (normocitos) pero con un nivel de hemoglobina general más bajo. Una de las principales razones de la anemia normocítica es la pérdida repentina de una gran cantidad de glóbulos rojos sanos, tal vez por un accidente o un cáncer gastrointestinal sangrante.

Tratamiento de la anemia

La anemia y sus síntomas no se pueden tratar sin una comprensión completa de la etiología de la afección.

Por ejemplo, los suplementos dietéticos de hierro no ayudarán en la anemia causada por la malabsorción, pero el hierro intravenoso puede aumentar los niveles de hemoglobina y, por lo tanto, abordar síntomas como la fatiga y el letargo. Los pacientes con deficiencia de vitamina B12 deben recibir inyecciones regulares de esta vitamina.

La anemia puede ser causada por ciertos medicamentos, como la metildopa, algunos antibióticos y la hidroclorotiazida. Esto debería resolverse cuando el paciente deje de tomar el medicamento, idealmente lo antes posible, si es necesario, sustituyéndolo por un medicamento alternativo. En algunos casos, como en la quimioterapia contra el cáncer, es posible que no se pueda interrumpir o sustituir, por lo que la anemia y sus síntomas se tratan mediante transfusión de sangre.

La anemia hemolítica autoinmune puede tratarse con inmunosupresión.

Sin embargo, algunas formas de anemia, como las causadas por la talasemia y la anemia de células falciformes, son efectivamente incurables (excepto por el trasplante de médula ósea) y los síntomas son manejados por equipos de especialistas.

Aumento de los niveles de glóbulos rojos.

Hay dos tipos de enfermedades en las que la concentración de glóbulos rojos es más alta de lo normal: ambas se caracterizan por un aumento de la hemoglobina y el Hct.

  • Policitemia: esto puede deberse a una neoplasia maligna rara de la médula ósea.
  • Eritrocitosis: esto a menudo es el resultado de la respuesta de la médula ósea a la reducción de los niveles circulantes de oxígeno, a menudo causada por el tabaquismo intenso.

Células blancas de la sangre

Los glóbulos blancos (leucocitos) defienden al cuerpo de virus, bacterias y parásitos en esos momentos, el número de células aumentará. También se encuentran altas concentraciones en la artritis reumatoide y el cáncer, y después de la cirugía. Hay cinco tipos de glóbulos blancos:

  • Neutrófilos: constituyen hasta el 70% del recuento de glóbulos blancos, estos reconocen, atacan y destruyen las bacterias.
  • Linfocitos: el segundo glóbulo blanco más común (aproximadamente 20-25% del recuento de glóbulos blancos), se dividen en dos tipos: los linfocitos B producen anticuerpos, mientras que los linfocitos T destruyen las células infectadas con virus
  • Monocitos: tienen varias funciones, incluida la eliminación de bacterias, y son activos en la inflamación y reparación de tejidos dañados.
  • Eosinófilos y basófilos: estas células tienen funciones en la hipersensibilidad y la alergia.

Los glóbulos blancos defienden al cuerpo de la mayoría de patógenos microbianos a través de dos procesos:

  • Inflamación: se desarrolla rápidamente y se asocia con un alto número de neutrófilos, pero puede hacer que el cuerpo ataque sus propios tejidos, lo que lleva a una inflamación crónica.
  • Una respuesta inmune, en la que los linfocitos están activos: se desarrolla lentamente, durante días o semanas, y se centra en el patógeno invasor.

Las respuestas inflamatoria e inmunológica a menudo cooperan. Por ejemplo, los linfocitos producen anticuerpos que se unen a bacterias y patógenos de levadura, haciéndolos más apetecibles para los neutrófilos y monocitos, lo que ayuda a su eliminación. Las infecciones ocurren cuando uno o ambos procesos se deterioran. Los anticuerpos también pueden causar enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide y la tiroiditis.

Recuento bajo de glóbulos blancos: leucopenia

Prácticamente todos los casos de leucopenia están asociados con el uso de fármacos citotóxicos, que pueden destruir los glóbulos blancos, aumentando el riesgo de infecciones de los pacientes. En estos casos, es posible que se necesiten antibióticos profilácticos y son esenciales medidas estrictas de prevención de infecciones.

Recuento elevado de glóbulos blancos: leucocitosis

La leucocitosis puede ser una respuesta normal a las infecciones y la cirugía. Pathological states associated with it include inflammatory and autoimmune diseases such as rheumatoid arthritis. The most serious cases of leucocytosis occur in leukaemia.

Leukaemia and other malignancies

The high white cell count in leukaemia is due to changes to how cells develop in the bone marrow.

Leukaemic cells stop developing prematurely, entering the blood in an immature state and increased numbers. If this process develops slowly, perhaps over several years, it is said to be chronic rapid development, for example, over months, is said to be acute.

Acute leukaemias, frequently characterised by high numbers of immature cells, are often much more aggressive than the chronic condition, and survival (unless treated) can be as short as months.

If the major affected cells in the leukaemia are of the neutrophil lineage, it is described as myeloid when lymphocytes are predominantly affected, it is known as lymphocytic leukaemia. A leukaemia dominated by blast cells is called lymphoblastic.

As leukaemia arises in the bone marrow, the production of other cells is reduced. Thus anaemia and low levels of platelets (thrombocytopenia, with a risk of bleeding and bruising) are invariably consequences of leukaemia (Table 2).

In advanced disease, leukaemia may invade the lymph nodes, liver and spleen, making them swollen (lymphadenopathy, hepatomegaly and splenomegaly respectively). Treatments are aimed at reducing the tumour burden, and are generally cytotoxic drugs. More severe leukaemias need transplantation of bone marrow stem cells from a donor or patients themselves.

Differential diagnoses of leukaemia

White cell counts may also be raised in severe infections. The most dangerous and life-threatening is septicaemia (blood poisoning), where the blood itself is infected with bacteria. Patients with septicaemia are usually cared for in intensive care units on high doses of intravenous antibiotics.

Other lymphoid cancers

Lymphoma involves malignant lymphocytes taking over lymph nodes: principle examples are Hodgkin and non-Hodgkin lymphomas. Lymphomas often progress to affect more lymph nodes the spleen, liver and bone marrow (therefore possibly leading to anaemia) can become involved.

Important differential diagnoses of lymphoma are self-limiting cases of lymphadenopathy, which may occur in tonsillitis or a nearby infected wound.

Myeloma is a tumour of B lymphocytes, which normally make antibodies to attack pathogens it is found in the bone marrow. Myeloma cells may make large amounts of an incorrect type of antibody, causing a high erythrocyte sedimentation rate.

Puntos clave

  • Red blood cells’ main function is transport oxygen to body cells using haemoglobin
  • Lack of red blood cells leads to anaemia, which can be acute or chronic and is associated with a number of diseases
  • White blood cells defend the body from infection with bacteria, viruses or parasites
  • Different types of white cells perform different functions
  • Raised levels of white cells can be a sign of infection or a malignant condition such as leukaemia

Also in this series

Blann AD (2014a) Routine blood tests 2: what is the purpose of liver function tests? Nursing Times. 110: 6, 17-19.
Blann A (2014b) Routine blood tests 1: why do we test for urea and electrolytes? Nursing Times 110: 5, 19-21.
Blann AD, Ahmed N (2014) Blood Science: Principles and Pathology. Chichester: Wiley Blackwell.

Further reading
Blann AD (2013) Routine Blood Tests Explained. Keswick: M&K Update.


Pumping up red blood cell production

Cambridge, MA — Red blood cells are the most plentiful cell type in our blood and play a vital role transporting oxygen around our body and waste carbon dioxide to the lungs. Injuries that cause significant blood loss prod the body to secrete a one-two punch of signals – stress steroids and erythropoietin (EPO) – that stimulates red blood cell production in the bone marrow. These signals help immature cells along the path to becoming mature red blood cells. In a healthy individual, as much as half of their blood volume can be replenished within a week. Despite its importance, scientists are still working to unravel many aspects of red blood cell production. In a paper published online February 28 in the journal Célula de desarrollo, Whitehead Institute researchers describe work that refines our understanding of how stress steroids, in particular glucocorticoids, increase red blood cell production and how early red blood cell progenitors progress to the next stage of maturation toward mature red blood cells.

These findings are especially important for patients with certain types of anemia that do not respond to clinical use of EPO to stimulate the final stages of red cell formation, such as Diamond-Blackfan anemia (DBA). In this rare genetic disorder usually diagnosed in infants and toddlers, the bone marrow does not produce enough of early red blood cell progenitors, called burst forming unit-erythroids (BFU-Es), that respond to glucocorticoids. In both healthy people and DBA patients, these BFU-Es divide several times and mature before developing into colony forming unit-erythroids (CFU-Es) that that, stimulated by EPO, repeatedly divide and produce immature red blood cells that are released from the bone marrow into the blood. But the lack of BFU-Es in DBA patients means that the glucocorticoid signal has a limited target, and the cascade of cell divisions that should result in plentiful red blood cells is contracted and instead produces an insufficient amount.

One of the standard treatments for DBA is boosting red blood cell production with high doses of synthetic glucocorticoids, such as prednisone or prednisolone. But the mechanisms behind these drugs and their normal counterparts are not well understood. By deciphering the mechanisms by which glucocorticoids stimulate red cell formation, scientists may be able identify other ways to stoke CFU-E production – and ultimately red blood cell production – without synthetic glucocorticoids and the harsh side effects that their long-term use can cause, such as poor growth in children, brittle bones, muscle weakness, diabetes, and eye problems.

For more than two decades, Whitehead Institute Founding Member Harvey Lodish, has investigated glucocorticoids’ effects on red blood cell production. In his lab’s most recent paper, co-first authors and postdocs Hojun Li and Anirudh Natarajan, describe their research, which helps decipher how BFU-Es progress through their maturation process.

For more than 30 years, scientists have thought that glucocorticoids bestowed BFU-Es with a stem cell-like ability to divide until an unknown switch flipped and the cells matured to the CFU-E stage. By looking at gene expression in individual BFU-Es from normal mice, Li and Natarajan determined that the developmental progression from BFU-E to CFU-E is instead a smooth continuum. They also found that in mice glucocorticoids exert the greatest effect on the BFU-Es at the beginning of the developmental continuum by slowing their developmental progression without affecting their cell division rate. In other words glucocorticoids are able to effectively compensate for a decreased number of BFU-Es by allowing those that do exist, while still immature, to divide more times, producing in mice up to 14 times more CFU-Es than BFU-Es lacking exposure to glucocorticoids.

Li and Natarajan’s work reveals previously unknown aspects of the mechanism by which glucocorticoids stimulate red blood cell production. With this better understanding, scientists are one step closer toward pinpointing more targeted approaches to treat certain anemias such as DBA.

This work was supported by the National Institutes of Health (NIH grants DK06834813 and HL032262-25) and the American Society of Hematology and was performed with the assistance of Whitehead Institute’s Fluorescence Activated Cell Scanning (FACS) Facility and Genome Technology Core facility. Styliani Markoulaki, head of the Whitehead Genetically Engineered Models Center, and M. Inmaculada Barrasa of Bioinformatics and Research Computing (BaRC) are also co-authors of the paper.

Written by Nicole Giese Rura

Harvey Lodish’s primary affiliation is with Whitehead Institute for Biomedical Research, where his laboratory is located and all his research is conducted. He is also a professor of biology and a professor of biological engineering at Massachusetts Institute of Technology (MIT). Lodish serves as a paid consultant and owns equity in Rubius, a biotech company that seeks to exploit the use of modified red blood cells for therapeutic applications.

“Rate of Progression through a Continuum of Transit-Amplifying Progenitor Cell States Regulates Blood Cell Production”

Hojun Li*, Anirudh Natarajan*, Jideofor Ezike, M. Inmaculada Barrasa, Yenthanh Le, Zoë A. Feder, Huan Yang, Clement Ma, Styliani Markoulaki, and Harvey F. Lodish.


Red blood cells - Biology

las células rojas de la sangre son el tipo más común de sangre cell and the vertebrate body's principal means of delivering oxygen to the body tissues via the sangre. They take up oxygen in the lungs or gills and release it while squeezing.
Full article >>>

rojo sangre células están rojo only because they contain a protein chemical called . out and eventually die. The average life cycle of a rojo sangre celda is 120 days. .
Full article >>>

rojo sangre células are by far the most abundant células en el sangre. . de rojo sangre células is to transport oxygen from the lungs to the células del cuerpo. .
Full article >>>

rojo sangre células (also called erythrocytes) are shaped like slightly indented, flattened disks. . the body produces new rojo sangre células to replace those that .
Full article >>>

. but what is it really? Find out about sangre in this article for kids. . B, and O. Those letters stand for certain proteins found on the rojo sangre células. .
Full article >>>

rojo sangre células are also known as RBCs or erythrocytes (from . 2 Evolutionary advantages of rojo sangre células. 3 Mammalian erythrocytes. 4 Human erythrocytes .
Full article >>>

rojo sangre celda norte. ( Abbr. RBC ) A celda en el sangre of vertebrates that transports oxygen and carbon dioxide to and from the tissues
Full article >>>

An anemic person has fewer or smaller than normal rojo sangre células. . Each unit of packed rojo sangre células administered to an adult is expected to .
Full article >>>

rojo sangre células (RBCs) or erythrocytes. platelets or thrombocytes . rojo sangre células have surface antigens that differ between people and that create .
Full article >>>

The capitalized term rojo Sangre Células is the proper name in the United States for . The first person to describe rojo sangre células was probably the young Dutch .
Full article >>>

Si rojo sangre células are also deficient in hemoglobin, then your body isn't getting enough iron. . rojo sangre células can be lost through bleeding, which can .
Full article >>>

rojo Sangre CellsWith a diameter of .0003 of an inch and a rim thickness of only .00001 of an inch, normal rojo sangre células have a biconcave shape, and elasti.
Full article >>>

Online Medical Dictionary and glossary with medical definitions . por rojo sangre células is RBCs. rojo sangre células are sometime simply called rojo células. .
Full article >>>

The mature rojo sangre celda (also known as an erythrocyte) carries oxygen attached . El número de rojo sangre células is determined by age, sex, altitude, exercise, .
Full article >>>

La función principal del rojo sangre células, or erythrocytes, is to carry oxygen . Oxygen transfer is accomplished via the hemoglobin contained in rojo sangre células. .
Full article >>>

El nombre científico de rojo sangre células is erythrocytes. . rojo sangre células contain hemoglobin, a protein that carries oxygen. .
Full article >>>

rojo sangre células contain hemoglobin, a complex iron-containing protein that . Ya que rojo sangre células have reduced amounts of plasma, they are well suited for .
Full article >>>

rojo sangre celda indices are measurements that describe the size and oxygen . An anemic person has rojo sangre células that are either too small or too few in number. .
Full article >>>

A rojo sangre celda (an erythrocyte) is described in any of the following ways: . Transporting hemoglobin is almost the only thing that the rojo sangre celda lo hace. .
Full article >>>

La proporción de sangre occupied by rojo sangre células is referred to as the . creates a mesh onto which rojo sangre células collect and clot, which then stops .
Full article >>>


Destruction of red blood cells

Survival of the red blood cell in the circulation depends upon the continuous utilization of glucose for the production of energy. Two chemical pathways are employed, and both are essential for the normal life of the red cell. An extraordinary number of enzyme systems participate in these reactions and direct the energy evolved into appropriate uses. Red cells contain neither a nucleus nor RNA (ribonucleic acid, necessary for protein synthesis), so that cell division (mitosis) and production of new protein are impossible. Energy is not necessary for oxygen and carbon dioxide transport, which depends principally on the properties of hemoglobin. Energy, however, is needed for another reason. Because of the tendency for extracellular sodium to leak into the red cell and for potassium to leak out, energy is required to operate a pumping mechanism in the red cell membrane to maintain the normal gradients (differences in concentrations) of these ions. Energy is also required to convert methemoglobin to oxyhemoglobin and to prevent the oxidation of other constituents of the red cell.


Ver el vídeo: Cómo aumentar tus CELULAS MADRE naturalmente Rejuvenecimiento (Mayo 2022).